La alimentación del cerebro

Implicación de la alimentación en las enfermedades neuro-psiquiátricas.

Elementos esenciales

  • equilibrio de la glucosa

La glucosa es el único combustible del cerebro. El cerebro le demanda al hígado y se produce el metabolismo hepático para cubrir las necesidades  de azúcar del cerebro. No es esencial. El cuerpo lo puede conseguir por transformación de otros nutrientes.

  • grasas esenciales

Las  membranas de nuestras células que solo tienen colesterol presentan una capacidad de sinapsis o de flexibilidad  muy baja. Las que tienen más omega 3, especialmente DHA presentan más elasticidad y mejoran las sinapsis por lo que hay una mejor comunicación neuronal. El cuerpo puede fabricar colesterol y triglicéridos pero omegas tienen que entrar por ingesta, son esenciales.

  • fosfolípidos

Son los cerebrósido.  Ayudan a mejorar la memoria.  (Los omegas también ayudan a mejorar la memoria).

  • aminoácidos

Son los mensajeros del cerebro.  Aquí podemos ver importantes desequilibrios alimentarios por falta de proteína. Muy  habitual en niños y ancianos.

  • vitaminas y minerales

Son los nutrientes inteligentes. No puede faltar ninguno de los nutrientes anteriores por ser imprescindibles para la comunicación sináptica interneuronal. El cerebro tiene un campo electromagnético y  entra en interacción con otros campos electromagnéticos externos.  Necesitamos  tener unas membranas en óptimas condiciones para que no aparezcan problemas.  Cada vez conocemos más receptores ricos en metales que resuenan a una determinada longitud de onda y que si nos exponemos puede afectar la funcionalidad del receptor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies